En el último episodio de Gran Hermano, se vivió un momento tenso entre Constanza Capelli y Raimundo Cerda al discutir sobre la compra semanal en el supermercado para los habitantes de la casa-estudio.

A pesar de mostrarse coquetos en los últimos días, intentaban organizar los alimentos a adquirir, pero terminaron en una discusión.

La polémica surgió debido a que Coni y otras concursantes creen que están siguiendo una dieta impuesta por los hombres de la casa.

«Lo respeto, está bien. Cada uno es como es», expresó Raimundo al respecto.

Al escuchar esto, la bailarina manifestó que «siento que ya me he callado bastante sobre la comida. Tú no has estado aquí todo el tiempo, no significa que no tengas opinión, simplemente no tienes la opinión inicial».

Han estado siguiendo una dieta masculina desde hace tiempo y eso es lo que tienen cansada. «Yo hablo más fuerte al final si te das cuenta hablo igual que Rubén, hablo igual que ustedes. Solo porque soy mujer hablo más fuerte y parece ‘oh porque habla tan fuerte’. Solo porque hablo alto», añadió Coni.

Por su parte, Rai mencionó el ímpetu con el cual se expresaba pero ella se defendió diciendo: «igual que Rubén nadie le dice nada».

«Yo le digo las cosas como son», respondió Raimundo..

«Siento que esta dieta debe volverse más justa para las mujeres», afirmó la bailarina.

Raimundo propuso entonces ser él junto a Coni quienes se encargaran de hacer la compra en el supermercado.

Posteriormente, Coni se acercó a Raimundo y le dio un abrazo para poner fin al tenso momento.

«No quiero que me hables así», le dijo el musculoso a su compañera.