La reconocida artista visual y curadora argentina, Christine Clément, ha generado revuelo en las redes sociales tras publicar un video en su cuenta de TikTok donde expresa sus críticas hacia la edición chilena del programa «Gran Hermano». Este contenido se ha vuelto viral debido a las múltiples fallas que se han observado en el formato.

En el video, Clément muestra su indignación luego de conocerse la noticia de que ingresarán seis participantes antiguos al repechaje junto a un nuevo concursante. Esta situación dejaría a la casa con 15 personas, con solo cuatro participantes restantes desde el primer día. Según ella, este giro va en contra del espíritu original del programa y evidencia un claro favoritismo.

La artista argentina señala que está asombrada por el desarrollo del programa y exhorta al público a dejar de votar en esta competencia televisiva. Además, afirma que si fuera la madre de uno de los concursantes, le pediría que abandonara el reality junto a Pincoya. Enfatiza cómo los argentinos estarían burlándose de este desempeño chileno considerando todo como una especie de broma.

Clément también cuestiona la presencia constante de participantes con información exterior dentro del programa Gran Hermano Chile. Según ella, esto coloca en desventaja a los concursantes originales y asegura que Argentina no permitirá su realización hasta marzo próximo.

La curadora artística comparte sus opiniones sobre los conductores Diana Bolocco y Julio César Rodríguez y critica lo que considera una incitación al odio durante algunas intervenciones recientes en el programa. Muestra su indignación por el supuesto acoso a uno de los concursantes y denuncia la falta de profesionalismo en los conductores, quienes deberían servir como ejemplos éticos para la audiencia.

Clément reitera que el programa Gran Hermano Chile ha incurrido en múltiples violaciones a las normas establecidas, incluyendo la entrada de más participantes de lo permitido y la divulgación de información externa. Según ella, Chilevisión ha faltado repetidamente a sus propias reglas y ha perdonado y multado injustamente a los involucrados, generando confusión sobre el verdadero propósito del programa.

Finalmente, la artista llama a sus seguidores y fanáticos del reality show a dejar de hacer colectas o donativos monetarios al canal televisivo chileno. Sugiere que permitan que los concursantes Pincoya y Cony abandonen su encierro voluntariamente.

En conclusión, Clément expresa su profunda indignación por la falta de respeto hacia los participantes originales del programa y califica esta edición como un fracaso total.