Constanza Capelli, participante de Gran Hermano, reveló a su compañera Scarlette Gálvez su verdadero motivo para intentar seducir a Sebastián Ramírez e invitarlo a tener intimidad en la cama que antes era ocupada por Federico Farrell, con quien tuvo un breve romance.

En el episodio del domingo transmitido por CHV, se mostró cómo Cony se acostaba en la cama de Sebastián a pesar de sus negativas y recordatorios de que acababa de terminar con Fede, quien abandonó el programa y dejó la casa estudio en Argentina días antes.

Mientras se proyectaban imágenes como recuerdo, se veía simultáneamente cómo Constanza le contaba a Scarlette la razón detrás de su insinuación sugerente: quería poner a prueba la lealtad que Seba tenía hacia Raimundo. Ambos son amigos y Rai también había tenido algo más que una amistad con ella.

Constanza se acostó en la cama y comenzó a quitarse su ropa mientras estaba tapada con las sábanas, pero luego cambió de opinión después del rechazo de Sebastián.

Sin embargo, todo esto tenía un propósito claro según lo expresado por Capelli: «No lo estoy haciendo porque quiero. Quiero ver si pisa el palito para saber si es tan leal como Rai. Son tan amigos y quiero poner a prueba esa amistad».

Los internautas no tardaron en reaccionar al plan ideado por Cony. Algunos comentarios señalaron que solo lograba quedar como una payasa y ninguno de los dos chicos parecía prestarle atención al plan tan elaborado para comprobar la lealtad de Seba hacia Rai. Otros cuestionaban por qué ella podía estar involucrada con Seba o jugar a la botella con Fran, pero si Pincoya hablaba era considerado desleal. Algunos incluso mostraron su rechazo hacia Cony, calificándola como una persona tóxica.