Los televidentes nuevamente expresan su descontento con la producción de «Gran Hermano» en Chile, argumentando que el capítulo posterior a la eliminación no cumplió con sus expectativas y simplemente se dedicó a mejorar la imagen de los concursantes expulsados.

En esta ocasión, fue el turno de Skarleth Labra, quien se convirtió en la décima eliminada con más del 80% de los votos del público.

Sin embargo, según la opinión de los internautas, quedarse hasta altas horas de la madrugada no valió la pena ya que consideran que Skarleth no aportó contenido interesante.

Además, critican la actitud de los panelistas Francisca García Huidobro, Nicolás Quesille, Michael Roldán y Arturo Longton, ya que supuestamente solo se dedican a limpiar la imagen de los participantes y no cuestionan ciertos comportamientos que llevaron a los eliminados fuera del programa.

«Ha sido el capítulo más tedioso; debí haberme ido a dormir temprano porque no valió ni un poco quedarme despierto»; «Lavado total de imagen»; «Vaya capítulo aburrido; al menos podrían decirles que son favoritos para generar polémica»; «Me arrepiento mucho de haberme quedado despierto viendo este episodio tan aburrido», fueron algunos comentarios en Twitter.

La falta emociones en este reality show está causando decepción entre sus seguidores. Los únicos momentos emocionantes parecen ser durante las nominaciones y eliminatorias dominicales. El resto resulta decepcionante porque se les da una mejora total de imagen a aquellos concursantes que van saliendo, ninguno destaca. El hashtag #TheLulosShow refleja la frustración de los seguidores del programa.