in

Mauricio Pinilla y Paulina Alvarado vivieron momento de alta tensión en Buen Finde

El pasado sábado, en plena transmisión en vivo del programa Buen Finde, Mauricio Pinilla y Paulina Alvarado casi sufren un accidente automovilístico que acaparó la atención de todos. Este incidente ocurrió cuando la dupla estaba saliendo de las instalaciones del estudio de grabación.

Mauricio Pinilla y Paulina Alvarado

El susto de Mauricio Pinilla y Paulina Alvarado

En un viaje que Paulina haría a Patronato (Santiago de Chile) junto a un equipo de camarógrafos del programa, el ex jugador de la selección de Chile se “coló” entre los pasajeros. Así lo mencionó la periodista mientras iba a bordo del vehículo de TVN que los llevaría a su destino.  

Si bien Pinilla se justificó aclarando que “se coló ya que Pauli quería ir sola y yo quería desayunar, y tengo ganas de ir por un shawarma”, motivo por el que simplemente tomó sus pertenencias y se subió a la camioneta para irse con ella.

Cada paso del trayecto fue meticulosamente documentado por los camarógrafos. Todo parecía marchar a la perfección en el estudio mientras Gino Costa y Karen Doggenweiler hablaban por teléfono con sus respectivas parejas.

Sin embargo, el grito de Paulina alertó a los conductores y a todo el equipo de producción del programa de que ella y el resto de los pasajeros de la camioneta estuvieron a punto de verse envueltos en una colisión de tráfico.

“¡Qué ha pasado!” dijo Gino desde el estudio, incapaz de comprender lo que había pasado. De repente, mientras sostenía el micrófono en la mano, la comunicadora gritó: “¡Para!”, claramente alarmada por lo que había presenciado. ¡Por poco nos estrellamos!”.

Luego, en un intento de aligerar el ambiente, Mauricio Pinilla bromeó diciendo que estaban “a casi nada de la… no, a casi nada de tener una colisión, no de la gloria”.

Tras este breve y agitado momento, en el que por suerte nadie resultó herido, Mauricio Pinilla y Paulina Alvarado reanudaron su viaje sin más incidentes hasta arribar a su destino, donde interactuaron con los lugareños y degustaron la gastronomía local antes de volver al estudio.