El cantante Pailita ha obtenido un permiso temporal de cinco días de la justicia para poder realizar unos conciertos en el extranjero. Sin embargo, debe regresar puntualmente en la fecha acordada o se enfrentará a ser detenido. Hace dos meses, el cantante tuvo un encontronazo con funcionarios de Carabineros y fue formalizado por amenazas. Pero su abogado logró que una jueza suspendiera la medida cautelar de arraigo nacional durante los días 27 y 31 de julio debido a motivos laborales, permitiéndole así realizar los conciertos en Uruguay.

La magistrada Ely Rothfeld accedió a la solicitud de la defensa al considerar que la Fiscalía no se opuso y que ha disminuido la necesidad de cautela hacia Pailita, ya que hasta ahora ha cumplido con las medidas impuestas. Sin embargo, advirtió al cantante sobre posibles retrasos en los vuelos y dijo que si él llegara a Chile después del primero de agosto, sería detenido al entrar.

Además, la jueza ordenó a la defensa pagar una fianza como garantía para el regreso de Pailita. La suma pagada fue de 1 millón de pesos.

Al regresar, el cantante deberá seguir cumpliendo con las medidas impuestas por el tribunal, como el arraigo nacional, firma mensual y prohibición de acercarse a las presuntas víctimas hasta que finalice la investigación en su contra.

Pailita ya ha confirmado sus dos conciertos en Uruguay.