Paula (Elisa Zulueta) y su suegra, Adela (Carmina Riego), tienen una relación conflictiva en la teleserie «Como la vida misma». Desde que se conocieron, Adela ha lanzado comentarios pasivo-agresivos hacia Paula, quien ha mantenido la calma a pesar de las ganas de responderle. Sin embargo, en el último capítulo, Paula perdió la paciencia.

Todo sucedió cuando Adela llegó a despedirse de Paula para regresar a su casa en Nueva Imperial después de pasar unos días en la Región Metropolitana. «Además de alejarme de mi Carlitos, estás haciendo que él abandone todos los sueños que él tenía desde niño», dijo Adela al entrar abruptamente a la casa de Paula. Esta frase desconcertó a Paula ya que no entendía a qué se refería exactamente.

Paula finalmente explotó y le respondió: «Mira, Paulita, te voy a decir esto sin tapujos (…) yo vi a mi hijo en el peor momento de su vida hace algunos años. Y como madre es mi deber evitar que eso vuelva a ocurrir. Así que si tu interés por mi hijo no incluye un compromiso serio y no piensas formar una familia como corresponde,a entonces será mejor para todos-incluyéndote-que te hagas a un lado», exigió Adela.

Después de que su suegra le recomendara dejarlo para evitar futuros sufrimientos, Paula defendió su relación: «¿Dejarme? ¿De qué estás hablando? Yo sé que usted no quiere escuchar esto pero nosotros nos queremos y lo pasamos bien juntos. Él está feliz con esta relación, así que no creo que esté en sus planes dejarme».

Adela siguió insistiendo en que Paula dejara a Caco, pero eso fue el límite para ella. «¿Sabe qué? Desde que usted puso un pie en esta ciudad, lo único que ha hecho es tratar de separarme de Caco (…) he sido muy comprensiva con usted, he tratado de entender su relación con él, pero todo tiene un límite. Este es el límite y usted lo está cruzando. Va a dejar de manipular a su hijo y se va a dejar de meter en una relación de la cual no forma parte», expresó Paula.

Finalmente, Caco llegó para calmar la situación, aunque su madre actuó como si nada al verlo. Después de preguntarle por qué estaba ahí, Adela simplemente le dijo que fue a despedirse.